Repsol admite la posibilidad de ''derrames y vertidos'' en sondeos como los de Canarias. Las Palmas de Gran Canaria. - Canarias Ahora

Publicado en por Izquierda Unida Los Realejos

La petrolera avisa de un buen número de “impactos potenciales", también en la calidad del agua.

Repsol-Ypf reconoce que pueden producirse "vertidos y derrames" entre otros efectos al comenzarse la búsqueda de petróleo en sondeos como los que se pretenden realizar en aguas canarias. 

Según publica Diario de Lanzarote, entre la información remitida por el Ministerio de Industria y Energía a los cabildos de Lanzarote y Fuerteventura figuraban dos documentos genéricos enviados por Repsol-Ypf en mayo de 2004, dos meses después de la sentencia del Tribunal Supremo que anuló los permisos por carecer de una evaluación de los posibles impactos. Ahí se exponen las medidas a adoptar en las operaciones de adquisición de sísmica -una especie de radiografía del subsuelo marino- y en la perforación de sondeos exploratorios en alta mar.

Ambos documentos son meros protocolos de actuación de la compañía petrolera para este tipo de operaciones, pero no abordan de forma específica las prospecciones petrolíferas en aguas próximas a Lanzarote y Fuerteventura.

En cualquier caso, Repsol-Ypf reconoce un amplio listado de “impactos potenciales de la perforación de sondeos marinos”, entre los que se encuentran “vertidos de lodos de perforación” y “posibles derrames de combustible y aceites de las unidades de perforación y apoyo”.

También cita “posibles derrames de combustible y aceites de las unidades de perforación y apoyo”, “posibles derrames de petróleo” y “escapes de gas durante las eventuales pruebas de producción”.

Lo más relevante es que admite en el documento sobre impactos de las perforaciones de pozos exploratorios “posibles erupciones de petróleo y gas” y “posibles derrames de sustancias peligrosas”.

Calidad del agua

En cuanto a la “calidad del agua”, la compañía petrolera reconoce que el “área de operación podría verse también afectada por derrames accidentales de hidrocarburos líquidos”.

El origen podría ser “el combustible usado en la plataforma de perforación y los buques de apoyo”, o bien las “erupciones no controladas de petróleo procedentes del interior del sondeo”.

“Para evitar estos posibles incidentes”, señala Repsol-Ypf, una de las medidas que se prevé adoptar es “establecer una zona de exclusión de dos kilómetros alrededor del área del sondeo”.

Contingencias

Repsol-Ypf apunta que “la experiencia acumulada por la industria muestra que los incidentes medioambientales más significativos” pueden darse “durante la perforación de un sondeo”.

Estos impactos estarían relacionados con” el “derrame de combustible de la unidad de perforación” y “posibles erupciones incontroladas de petróleo procedente del interior” del pozo.

“La consecuencia directa de estos dos riesgos sería la contaminación del mar en el área de operaciones”, por lo que es “fundamental” establecer un “plan de contingencias medioambientales”.

Comentar este post