PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL CONSEJO POLÍTICO DE I.U.C. CONTRARIA A LAS PROSPECCIONES PETROLÍFERAS EN CANARIAS. PROPUESTA DE RESOLUCIÓN DEL CONSEJO POLÍTICO DE I.U.C. CONTRARIA A LA

Publicado en por Izquierda Unida Los Realejos

http://www.lancelotdigital.com/wp-content/uploads/2012/02/JMS.jpg

La decisión del Ministro de Industrias y Turismos, José Manuel Soria, de permitir la exploración  y explotación petrolífera en las costas Canarias contrasta con la decisión tomada ante las prospecciones cercanas a las costas de Ibiza, en el Mediterráneo. Allí las instituciones baleares y valencianas, gobernadas por el PP, pidieron al Ministro que no concediera permiso, por las graves consecuencias que tendría para el sector turístico en estas comunidades.   Esta doble vara de medir no se explica sino es por la inquina hacia el gobierno de Canarias, del que está ausente el PP, o porque el Ministro se ha entregado a los intereses de Repsol, a costa de poner en riesgo los intereses de los canarios y en especial su economía.

Las aguas en torno a Lanzarote y Fuerteventura han permitido vivir a amplios sectores de la población. A partir de la exploración y explotación petrolífera se pone en riesgo no solo la economía de estas islas sino toda la economía de Canarias. Cualquier posible derrame tendría serias consecuencias en el turismo, la percepción del daño irá más allá de las consecuencias reales del mismo, pudiendo generar una crisis que arruinaría todo el sector turístico en Canarias y pondría en juego miles de puestos de trabajo.

 

El temor a una marea negra, ante cualquier derrame, provocará cancelaciones antes de saber si las consecuencias alcanzan las zonas turísticas, arruinando miles de negocios. Así ha pasado en Florida, ante del derrame en el Golfo de México producido en Abril de 2010, donde se produjeron un 75% de cancelaciones antes de que el petróleo llegara a alguna de sus playas. Y no se recuperó a pesar de los anuncios y esfuerzos institucionales para garantizar que las playas estaban limpias.

El mero anuncio de la explotación del petróleo en las costas canarias tendrá consecuencias nefastas.

Las técnicas de perforación generan distintos tipos de contaminación que arruinarían la pesca en la zona y la biología marina, en este caso con mayor repercusión en las islas de Lanzarote y Fuerteventura.

El incremento del tráfico marítimo con buques tanques, que llevarán el crudo a las industrias que Repsol tiene en Andalucía y Cataluña, tendrá consecuencias para la navegación que no se han estudiado. El riesgo de accidentes y mareas negras se multiplicará.

Por otro lado los beneficios de los recursos naturales que se hallan en el subsuelo canario los explotará Repsol sin ninguna contrapartida para el pueblo canario. No tenemos ninguna garantía de que la explotación del petróleo en Canarias, tenga alguna repercusión positiva sobre los costes de la energía para nuestro pueblo.

IUC se sumará a las iniciativas impulsadas por los colectivos sociales canarios, en especial los ecologístas,  tendentes a sensibilizar y paralizar el problema.

Respaldará los esfuerzos de las instituciones canarias que vayan en este camino.

Recurrirá a los diputados de IU para denunciar en el Parlamento de España y en el de Europa, el problema.

IUC apuesta, sin reservas, por el desarrollo de las energías renovables, (eólica, solar y mareomotriz), porque tenemos más sol, más viento y mar que ninguna otra región de Europa; porque nos garantizará la autosuficiencia y  la no dependencia energética. Las energías renovables generarán más puestos de trabajo y de mejor calidad que la industria del petróleo y además puede poner a Canarias a la vanguardia en estas tecnologías y abre las puertas a la exportación de las mismas. Esta apuesta reforzará nuestra posición de neutralidad, al no tener que participar canarias en ningún conflicto por el control de las energías fósiles.

IUC tomará iniciativas y está dispuesta a coordinar acciones con cualquier organización,  destinadas a paralizar la explotación petrolera en Canarias.

 

 

                                                                                                  

  Las Palmas a 17 de Febrero de 2012.

 

Comentar este post