El coordinador federal confirma que IU no acudirá al acto convocado por el Ejecutivo el lunes en el Palacio de Zurbano ya que “no nos van a utilizar como pantalla de que se ha conseguido un acuerdo

Publicado en por Izquierda Unida Los Realejos

Cayo_Lara.jpg


El coordinador federal confirma que IU no acudirá al acto convocado por el Ejecutivo el lunes en el Palacio de Zurbano ya que “no nos van a utilizar como pantalla de que se ha conseguido un acuerdo cuando no es así”.

  
El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha confirmado hoy que esta formación política no acudirá al acto del próximo lunes al que el Gobierno ha convocado a todos los partidos en su intento de reflejar un acuerdo en torno al documento de 54 medidas económicas redactado por el Ejecutivo tras las conversaciones de la denominada ‘Mesa de Zurbano’. “No estaremos –dijo- en la foto del Palacio de Zurbano, para la que el Gobierno no tiene película en la cámara ni le ha puesto batería que nos ayude a salir de la crisis. Desgraciadamente, sus propuestas definitivas contra esta crisis no abordan la raíz del problema ni apuestan por una salida social para afrontarla. No nos van a utilizar como pantalla de que se ha conseguido un acuerdo cuando no es así”.
 
En rueda de prensa celebrada en la sede federal de IU, en la que estuvo acompañado por el responsable de Economía y Empleo, José Antonio García Rubio, Lara señaló que “no vamos a caer en la frustración”, a pesar de que el Ejecutivo socialista “despertara tanta expectación en el inicio de este diálogo, que luego ha querido convertir en frustración por el corto alcance que ha dado a sus medidas”.
 
El máximo dirigente de Izquierda Unida detalló que el documento presentado “no recoge ninguna de las propuestas esenciales para dar una salida social a la actual situación. Entre ellas debían estar la lucha contra el fraude fiscal y la economía sumergida y no hay nada, ni para implantar una reforma fiscal progresiva para que paguen más los que más tienen, ni para crear empleo directo, ni para impulsar una inversión pública que convierta al Estado en el motor de la economía, ni para racionalizar el gasto público sin recurrir a planes de ajuste duro. El Gobierno ha renunciado a todo ello”.
 
Cayo Lara salvó de la pésima valoración que le merece en su conjunto el documento elaborado por la vicepresidente económica, Elena Salgado, “unas pocas medidas positivas, pero poco ambiciosas, limitadas y de bajo calado”, entre ellas las referidas a la rehabilitación de viviendas, aumentar el techo de inembargabilidad de las mismas –cuya propuesta original parte de IU-ICV, pero que ha sido cercenada y plasmada de forma confusa por el Ejecutivo-, así como la concesión a través del ICO de créditos para las PYMES.
 
El coordinador federal insistió en que pese al “disgusto” que ha supuesto el resultado final de este esfuerzo negociador, Izquierda Unida seguirá haciendo “una oposición constructiva, alejada del ‘no’ a todo y la política de ‘tierra quemada’ del PP, que sólo busca ver pasar el cadáver de su adversario político por delante”. Esta forma de hacer política “de izquierdas, en positivo y en defensa de los intereses de los más débiles” tendrá su continuidad pese a que el Gobierno ha preferido recoger en su propuesta “más concesiones a las fuerzas nacionalistas conservadoras”.
 
En la misma línea, José Antonio García Rubio señaló que IU “continuará enviando propuestas y consideraciones” para ayudar a salir de la crisis, que se transformarán en enmiendas en el Congreso al texto del Gobierno, al que sólo se apoyarán “las pocas medidas que vemos oportunas”.
 
García Rubio razonó que “si a cualquier trabajador se le preguntase qué tiene de bueno para los parados el documento del Gobierno, me costaría muchísimo trabajo poder responderle. El responsable económico de IU valoró que la mayoría de las medidas para ayudar a las empresas están pensadas “más bien para las medianas que para las pequeñas” y negó que las presentadas por su formación y no aceptadas supongan “un aumento del gasto o elevado coste”, como ha argumentado el Ejecutivo para descartarlas, ya que todas ellas iban acompañadas de las iniciativas para hacerles frente y, además, ayudar a reducir el déficit

Comentar este post