Casi cien vecinos rechazan ubicar un supermercado en Los Potreros

Publicado en por Izquierda Unida Los Realejos

Casi un centenar de vecinos de la urbanización Los Potreros, en el barrio de El Toscal, de Los Realejos, han mostrado su preocupación y malestar por la inminente instalación de un supermercado en una zona considerada de uso deportivo. Su rechazo obedece a que su emplazamiento futuro provocará ruidos de los vehículos en las operaciones de carga y descarga de mercancías, tránsito de clientes y de las maquinarias durante todo el día. Si bien su construcción se efectuará en un terreno de propiedad privada, su entorno está calificado como de uso deportivo, según ha podido saber EL DÍA en el ayuntamiento, y que ahora pasa a ser igualmente dotacional deportivo y comercial. Asimismo, se ha señalado que el departamento de Urbanismo tramita la concesión de la licencia de obras de la citada infraestructura comercial desde agosto del pasado año y que la misma conlleva un proceso que pasa por un período de alegaciones en la fase de exposición pública del proyecto. El Boletín Oficial de la Provincia publica con fecha 9 de marzo de 2011 el anuncio por el que la empresa Mercadona solicita formalmente licencia municipal para la instalación del supermercado.

Algunos vecinos han colocado carteles en contra de la citada instalación y a favor del uso estrictamente deportivo de la zona, que, por cierto, aún alberga una antigua piscina y un inmueble vacíos.

La parcela donde se pretende ubicar la actividad está clasificada, según la vigente adaptación básica del Plan General de Ordenación Urbana de Los Realejos (PGO), como suelo urbano consolidado con un uso pormenorizado de equipamiento deportivo, según se expresa en la alegación presentada por Izquierda Unida Canaria (IUC). En el pliego se pone de relieve que "el uso principal de este espacio debe ser deportivo, tal y como está fijado en el planeamiento urbanístico, siendo compatibles con el uso deportivo otros que representen servicios internos de cometido principal. Es decir, que si, por ejemplo, se ubican en la zona unas canchas de tenis, puede existir un uso complementario de servicio de cafetería o, por poner otro ejemplo, si se instala en la zona una piscina, esta puede tener como usos complementarios un kiosko, un jardín y un parque infantil, incluso un aparcamiento que sirva para los usuarios de la piscina. Es ahí, lógicamente, donde radica el espíritu de la normativa".

Comentar este post