Pablo González López, coordinador de IUC de Los Realejos, informa que en IU estatal esta preparando un proyecto de Banca Publica para presentarlo en el parlamento Español.‏

Publicado en por Izquierda Unida Los Realejos

Pablo González López, coordinador de IUC de Los Realejos, informa que en IU estatal esta preparando un proyecto de Banca Publica para presentarlo en el parlamento Español.‏

 

 

Cayo Lara considera que sólo con propuestas progresistas de este tipo se podrá evitar que “las sucesivas medidas bancarias tomadas por el Gobierno y pagadas con dinero público acaben teniendo que pasar por la ventanilla de los bancos privados”

 

 


Izquierda Unida trabaja ya para presentar antes de que acabe 2009 su propuesta de modelo de Banca Pública, que pasa por convertir al Instituto de Crédito Oficial (ICO) en el germen del banco público necesario para impulsar el crédito, ahora ahogado por las crisis, para las familias y las pequeñas y medianas empresas (pymes). Esta propuesta será llevada al Parlamento para buscar el apoyo de otras formaciones.
En este trabajo se enmarcan la I Jornada sobre Banca Pública celebrada este fin de semana en la sede federal de IU, con presencia de representantes sindicales, sociales, de las pequeñas empresas y de la banca social.

Entre las propuestas concretas, IU ve necesario que el ICO tenga infraestructura en todas las capitales de provincia, así como “antenas” en las 22 sucursales con las que cuenta en la actualidad el Banco de España. Esta propuesta es radicalmente distinta al plan de reestructuración que planea el Gobierno para este organismo que cuenta hoy con 289 trabajadores.

El coordinador general de IU, Cayo Lara, lo pone como ejemplo para evitar que “las sucesivas medidas bancarias tomadas por el Gobierno y pagadas con dinero público acaben teniendo que pasar siempre por la ventanilla de los bancos privados. Esto acaba siendo un impuesto reaccionario”.

Para Lara, “no está llegando el dinero a las pymes porque los bancos están sirviendo de cuello de botella”, incluso para las líneas de financiación ya dispuestas por el ICO. Entiende que “este grave problema de liquidez no está aún resuelto para las empresas” y nos encontramos “ante un modelo abocado a la reestructuración financiera que se corresponde con los intereses de grandes sectores financieros, avalados por el Gobierno de Rodríguez Zapatero. Y todo ello con un gran uso de recursos públicos”.

Frente a la negativa del Gobierno para crear una Banca Pública, Cayo Lara defiende la propuesta de IU como forma para que “se permitirá la inversión en la economía productiva, se impedirán los ‘corralitos’, se garantizará el empleo de los trabajadores del sector bancario y no se pondrán en riesgo los intereses de los ciudadanos”.

El secretario federal de Economía y Trabajo de IU, José Antonio García Rubio, considera que la banca española demuestra “día a día que no es funcional y no está jugando su papel de intermediario financiero”. Puso como ejemplo que mientras “niega la gestión de créditos que arrancan del ICO ofrece a las Pymes otros privados aplicando elevados tipos de interés, que pueden llegar hasta el 13%”.

Señala que ahí radica una de las principales necesidades de la iniciativa que plantea IU para impulsar el ICO -que actualmente cuenta con sólo 289 trabajadores y cuyo máximo responsable ha sido recientemente relevado por el Gobierno-, que dispone de “pocas competencias para asumir las tareas encargadas”.

Otras de las propuestas de Izquierda Unida pasan por desarrollar las agencias financieras y de crédito de las comunidades autónomas, que actualmente se limitan a seis, para ayudar a facilitar dinero a la economía real.

IU apuesta también por defender la actual naturaleza jurídica de las cajas de ahorros y evitar cualquier atisbo de privatización. García Rubio explica que sería necesaria “la permanencia del Estado en el capital de estas entidades cuando entre en él a través de las cuotas participativas”, instrumento recogido en el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Esta propuesta encaminada a fomentar la concesión de créditos se completaría con el aprovechamiento de las oficinas excedentarias de las fusiones entre cajas para impulsar esa nueva red de Banca Pública y evitar despidos.

En el modelo que baraja IU está también estudiar la posibilidad de que vuelva a titularidad pública Bancorreos –la antigua Caja Postal, reformada a partir de un acuerdo entre el Deutsche Bank y Correos-, y con presencia en numerosas oficinas postales. Ello se completaría con la recuperación de las fichas bancarias de las antiguas entidades públicas como el Banco Hipotecario, el Banco de Crédito Local y el Banco de Crédito Agrario, para actuar como banca comercial del Estado.

José Antonio García Rubio valora que frente a las ayudas sin condiciones que el Gobierno concede a la banca nos encontramos ante “una oportunidad única para configurar una banca mixta con capital público-privado a partir de las intervenciones públicas que se lleven a cabo durante la reordenación bancaria”.

Cayo Lara entiende que esta nueva estructura bancaria puede hacerse “aprovechando buena parte de las estructuras existentes” y sería la mejor manera de que “se pueda aportar liquidez de cara a un verdadero cambio del modelo productivo que vaya más allá de la construcción y del sector inmobiliario”.

Etiquetado en IDEAS

Comentar este post

andr 10/04/2009 22:13


Ya había una banca pública (Argentaria y diversos bancos) pero se acabaron privatizando porque eran ineficientes.

Las cajas de ahorro, no dejan de ser públicas, aunque de aquella manera.