Eparquio Delgado (IU): «si el poder económico –que no es democrático– es el que manda, difícilmente podemos hablar de democracia o de justicia»

Publicado en por Izquierda Unida Los Realejos

 

SB- Noticias.- Eparquio Delgado, miembro de Izquierda Unida, analizó en Radio San Borondón cómo está afectando a la calidad democrática todos los casos de corrupción y las actuaciones judiciales sorprendentes que están saliendo a la luz en los últimos tiempos.

Delgado explicó que «tristemente, uno ya se sorprende poco de estas cosas. Uno va contando otra más y otra más... Hoy veíamos la noticia de [...] esa supuesta llamada de Paulino Rivero al alcalde de Arona. Uno lo ve y se te queda la sensación de “y una más”.»

«Yo me remito a las tesis de Fenández Liria», explicó el representante de Izquierda Unida, «y es que en este estado de las cosas el poder fáctico, las grandes empresas, la gente que realmente sostiene el poder, que siempre es el económico, acaba plegando al poder político. Algunos políticos acaban plegándose al verdadero poder, que es el poder económico. Entonces, si el poder económico –que no es democrático– es el que manda, difícilmente podemos hablar de democracia o de justicia.»

Según Eparquio Delgado, «no se puede hablar de democracia sin hacer un análisis sociológico. Nosotros, por defecto, hacemos un análisis marxista de la realidad, un análisis marxista que te lleva a concluir que existe la desigualdad social, tampoco hay que tener una vista de lince para eso. Existe la desigualdad de poder, desigualdad de capacidad de tener el poder y ejercer ese poder. Entonces, en un estado de las cosas en el que la realidad es que una pequeña parte de la población mantiene gran parte del poder, es difícil hablar de democracia, porque no se puede opinar libremente, no te puedes enfrentar al poder fáctico porque no participas en las mismas condiciones.»

Asimismo, el representante de Izquierda Unida también apuntó que «los que detentan ese poder, esos privilegios, no van a permitir que otros lleguen y quieran repartir ese poder. Entonces, estamos en esa tensión constante.»

Según Eparquio Delgado, «el mito del libre mercado como paradigma de la democracia es algo que ha caído por sí mismo. Un libre mercado no existe fuera de un contexto. Entonces, ¿qué libertad de mercado existe en un contexto en el que unos pueden ejercer ese libre mercado porque tienen el poder y los recursos económicos para, por ejemplo, desarrollar un proyecto empresarial? Cualquier trabajador, cualquier persona de la calle, cualquier asalariado o asalariada no tiene esa apacidad de ejercer esa iniciativa empresarial. Entonces, en esa medida, el libre mercado no es tan libre. Existe el libre mercado para los que pueden invertir, para los que pueden desarrollar, porque tienen el poder y porque tienen los medios de producción.»

Etiquetado en IDEAS

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post