Ramón Trujillo (IU) califica como "abominable" el artículo "Dos dictaduras", de Francisco Ayala

Publicado en por Izquierda Unida Los Realejos

                        

SB-Noticias.- El coordinador general de IU en Tenerife, Ramón Trujillo, opina en los micrófonos de Radio San Borondón acerca del artículo que el pasado 24 de junio publicaba el diario El Día, cuyo autor es Francisco Ayala, y señala: "Es una barbaridad que alguien diga esto a estas alturas, y sobre todo que lo diga en el fondo en un tono nostálgico, no sólo de lo que fue el franquismo, sino pensando que en una situación como la actual, derramar la sangre y acabar con la vida de cientos de miles de personas pueda ser una solución para los problemas de este Estado".

Continuando con sus razonamientos, dice: "Me parece realmente abominable el que se pueda escribir a estas alturas del guión planteamientos como ese, que por otra parte a mí se me parecen mucho al integrismo más fanático de la Conferencia Episcopal".

Para Ramón Trujillo, "parece uno que está leyendo, al menos en parte, textos de Rouco Varela, porque esa equiparación del aborto a un crimen masivo contra la humanidad, yo creo que es una perversión moral que tiene una parte del catolicismo español, la parte más integrista del catolicismo español, que además es algo realmente preocupante, porque en el fondo lo que están haciendo es ver, o visualizar, a millones de mujeres normales, que todos conocemos mujeres que han abortado, están planteando que son más reprobables que los pederastas, como hacían en esa comparación reciente, que es más grave abortar que participar en actos de pederastia, y por supuesto que los abortos son crímenes abominables, los crímenes más graves que se están cometiendo en el desarrollo de la vida humana, de la sociedad humana".

Afirma que "quienes están haciendo este tipo de argumentos, lo que están haciendo es limpiarle la cara a quienes sí están cometiendo crímenes graves, a quienes levantan las armas contra población inocente o contra la población en muchos sitios, porque es una aberración, es una aberración moral hacer esto".

Considera, de cualquier forma, "que el catolicismo integrista español tiene las prioridades morales muy confundidas desde hace tiempo. Hemos visto cómo se manifestaron la Conferencia Episcopal contra el matrimonio homosexual, pero sin embargo, aunque la condenaron, no se manifestaron contra la última guerra en Irak. Para ellos, es más grave el matrimonio gay, en función de sus actos o de lo que se desprende de sus actos, que una guerra que elimina miles, decenas de miles de vidas..."

Concluye Trujillo expresando su creencia acerca de "que esta gente están presos de una visión fanática de la vida, de una concepción fanática e integrista de la vida, como una parte de los ayatolahs iraníes, y son eso, ni más ni menos. Son precisamente la lucha de la irracionalidad extrema por abrirse camino en el espacio público, en la política, y son siempre un peligro latente, porque intentan imponer sus dogmas morales al resto de la población, y sobre todo a toda esa ciudadanía que, con conclusiones distintas y convicciones distintas, pensamos que la sociedad tiene que ser una construcción racional, que la moral en buena parte es producto, o debe ser producto, de la racionalidad, de la experiencia racional, de la forma de vivir mejor y de respetar mejor a los demás, y precisamente entender que el concepto de vida humana y dónde empieza la protección de la vida humana, es un concepto culturalmente construido, no se deriva de ninguna obviedad natural evidente en sí misma".

 

Etiquetado en IDEAS

Comentar este post